- INDIA ADMITE QUE SUS EMISIONES DE GASES DE EFECTO INVERNADERO CRECIERON UN 52% ENTRE 1994 Y 2007

Se denominan gases de efecto invernadero (GEI) o gases de invernadero a los gases cuya presencia en la atmósfera contribuye al efecto invernadero. Los más importantes están presentes en la atmósfera de manera natural, aunque su concentración puede verse modificada por la actividad humana, pero también entran en este concepto algunos gases artificiales, producto de la industria. Esos gases contribuyen más o menos de forma neta al efecto invernadero por la estructura de sus moléculas y, de forma sustancial, por la cantidad de moléculas del gas presentes en la atmósfera.

El protocolo de Kyoto es un acuerdo internacional, aprobado el 11 de octubre de 1997 en la ciudad japonesa del mismo nombre, el objetivo es conseguir reducir un 5,2% las emisiones de gases de efecto invernadero globales sobre los niveles de 1990 para el periodo 2008-2012.

La India admitió hoy que sus emisiones de gases de efecto invernadero crecieron un 52 por ciento entre 1994 y 2007, en gran parte debido al mayor consumo eléctrico, la producción de cemento, hierro y acero y la contaminación de los automóviles.

Sin embargo, en este periodo de referencia la emisión de gases ha pasado de 1.251 a 1.905 millones de toneladas, empujada por el sector eléctrico (el que más crece y que supone un 37,8 por ciento del total), la producción industrial (21,7 en su conjunto) y el sector agrícola (17,8 por ciento). Según unos datos oficiales publicados este martes por el Gobierno que indican que el sector industrial y el del transporte han ido aumentando su contribución a esas emisiones y que confirman a India como uno de los cinco países que más contamina con dióxido de carbono.

En esos trece años, las emisiones de India aumentaron una cantidad mayor que el total de las emisiones que produce Australia anualmente. Los datos del informe divulgado por el ministro de Medio Ambiente, Jairam Ramesh, en una conferencia en Nueva Delhi señalan que India está alcanzando a Rusia, que es el tercer país que más gases produce y cuyas emisiones en 2007 fueron de casi 2.200 millones de toneladas.

Las emisiones de Rusia han ido incrementándose a un ritmo menor que las de India, cuya economía --la tercera más importante de Asia-- ha estado creciendo a un 8 por ciento anual. Esto ha contribuido a aumentar la inversión en las centrales eléctricas, acererías, cementeras y minas que funcionan con carbón.

Las emisiones de Estados Unidos y China son casi cuatro veces las de India en 2007, destacó Ramesh. "También es digno de mención que la intensidad energética del PIB de India se redujo en más de un 30 por ciento durante el periodo 1994-2007 debido a los esfuerzos y las políticas que estamos aplicando de forma preventiva. Ésta es una tendencia que pretendemos continuar", añadió.

La intensidad energética se refiere a la cantidad de energía que se consume por cada unidad del PIB. India se ha fijado el objetivo de reducirla en entre un 20 y un 25 por ciento para 2020 respecto a los niveles de 2005.

Los datos oficiales más actuales sobre las emisiones de India de los que disponía la ONU eran de 1994 porque, como país en vías de desarrollo, no está obligado a informarla cada año sobre esta cuestión. En cambio, los últimos datos sobre las emisiones de las naciones industrializadas son de 2007.

Junto con China y Estados Unidos, los dos países que más gases de efecto invernadero emiten, India es considerada un actor crucial para hacer posible la consecución de un acuerdo sobre un pacto internacional para frenar el crecimiento de las emisiones culpables del calentamiento del planeta.

Las emisiones de los países en vías de desarrollo, originadas principalmente por el creciente consumo de carbón, petróleo y gas, están aumentando rápidamente y son las causantes de más de la mitad de la contaminación por dióxido de carbono que genera el ser humano.

Según los científicos, hay que intentar limitar el calentamiento del planeta a un máximo de dos grados centígrados para evitar los peores efectos del cambio climático, pero para ello los países deben actuar con rapidez para impedir que las emisiones de CO2 aumenten de forma incontrolada.

Ramesh dijo que el gigante asiático ha elaborado este estudio para "uso doméstico" y apostó por encontrar nuevos métodos para reducir las emisiones.

Antes de la cumbre de Copenhague, la India ofreció rebajar la intensidad de sus emisiones en un 20-25 por ciento entre 2005 y 2020, aunque se negó categóricamente a aceptar un eventual pacto global vinculante.
Fuente: Nueva Delhi, 11 May. (EP-EFE) Cocex

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COCEX INDIA NEWS