- LAS ECONOMÍAS EMERGENTES IMPULSAN EL COMERCIO Y EL CRECIENTO MUNDIAL

La recuperación en 2010 es todavía frágil

Tras cerrar 2009 con la recesión más intensa y extensa desde la Segunda Guerra Mundial, los datos más recientes de cierre de ejercicio reflejan que la recuperación global está en marcha, aunque con diferente intensidad entre las distintas áreas económicas. Las últimas previsiones y datos adelantados pronostican que las economías emergentes están en mejor posición que las desarrolladas. La contribución de los países desarrollados al crecimiento mundial se moderará, incrementándose la de las economías emergentes.

La recuperación será lenta y frágil y la mejora de las variables, tanto reales como financieras, se situará en niveles más moderados que los previos a la crisis. Los potenciales de crecimiento han disminuido para las distintas economías.

El mercado laboral global continúa muy débil
Los indicadores adelantados de las diferentes economías reflejan que definitivamente lo peor ha quedado atrás. Tanto en EEUU, como en Europa y Japón, las tasas ínter trimestrales de crecimiento ya han vuelto a registrar crecimientos positivos. Las tasas interanuales avanzarán en el primer trimestre de 2010, aunque con registros moderados. Los indicadores de confianza y actividad están remontando, pero no así los referentes al mercado laboral, que siguen deteriorándose.

EEUU lidera la mejoría entre las economías desarrolladas, aunque condicionada por la recuperación de su mercado laboral. Japón está bien posicionado para beneficiarse de un fuerte crecimiento en el resto de Asia, pero, a pesar de los estímulos fiscales, la debilidad interna seguirá siendo un lastre.

Latinoamérica está estabilizando su recuperación económica. No obstante, los problemas institucionales y políticos en algunas economías complican el panorama.

Venezuela y Argentina están siendo los principales exponentes de los problemas internos. En Asia, la recuperación es más sólida. En el caso de China el nivel de actividad es especialmente intenso, preocupando un posible recalentamiento y la generación de importantes presiones inflacionarias. Los países de la Europa emergente continúan registrando descensos muy intensos del PIB.

La incertidumbre y riesgos sobre la resistencia e intensidad de la recuperación son todavía muy amplios. La mejoría de la actividad está fundamentada en los apoyos, tanto financieros como fiscales, mientras que uno de los principales riesgos radica en el cómo y cuándo retirarlos.

El deterioro de las finanzas públicas y la elevada liquidez en los mercados puede tener consecuencias negativas en la consolidación de la recuperación y generar nuevos problemas. Algunos de los riesgos derivados son la rebaja de la calificación de algunas economías (la última, Grecia) o la posible generación de nuevas burbujas de activos. Los mercados financieros todavía necesitan acometer una importante reestructuración de su sobre dimensionamiento.

Las familias y empresas continúan con un alto nivel de endeudamiento y el proceso de desapalancamiento es muy lento. Ello limita la recuperación de la demanda. Pero el principal obstáculo procede del mercado laboral, que todavía seguirá empeorando durante los próximos meses.

Los precios al consumo dejarán, en las principales economías, de anotar registros negativos. La elevada liquidez y el aumento del precio de la energía, harán remontar la inflación global. La única excepción vuelve a ser la deflación en Japón. Los mercados de materias primas, divisas y energía, registran movimientos oscilantes y elevada volatilidad derivada de las todavía importantes dificultades.

El comercio mundial, tras sufrir un descalabro en 2009 superior al 12%, está consolidando su recuperación gracias principalmente al dinamismo asiático.
Fuente: Cocex, Cámaras org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COCEX INDIA NEWS