- INDIA, LA NUEVA APUESTA COMERCIAL PARA COLOMBIA



Colombia proyecta ampliar negocios con ese gigante asiático. El Valle del Cauca tiene grandes oportunidades.

La India, el exótico país de “Las mil y una noches”, es hoy una de las nuevas potencias económicas del planeta, y a la cual le están apostando no sólo los empresarios colombianos, sino los de América Latina y el Caribe.

Y no es para menos. La India con más de 1.100 millones de consumidores, y una economía que, se estima, crecerá este año sobre el 8%, se ha convertido en el foco de los negocios, junto al gigante chino.
Hace una década, Colombia exportaba a esa lejana nación asiática escasos US$2,8 millones en petróleo y otras materias primas. En el 2009, esas ventas saltaron a US$449 millones, tras venir de US$15,6 millones y podrían pasar de los US$500 millones en el 2010, si la sustitución de mercados conflictivos como el de Venezuela, resulta exitosa.

“La India es el mercado del futuro. Y la tarea es investigarlo y conocerlo. Eso hay que hacerlo ya, para saber cuáles son las posibilidades de exportar más productos”, señala Javier Díaz, presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior, Analdex.

De acuerdo con registros del Dane, Colombia vende a la India, carbón, aceites crudos de petróleo, madera en bruto, chatarra, desechos de aluminio y cobre, confitería, algo de azúcar, ferroníquel, cueros, esmeraldas y máquinas para la preparación de hilados, entre otros.

Es una oferta pequeña, pero que podría ser mayor si logramos conformar un paquete para competir más en minería y productos intermedios, sostiene Díaz.

El propio embajador de Colombia en Nueva Delhi, Juan Alfredo Pinto, considera que “la India es un mercado sin explotar, y, además, podría ser un futuro socio estratégico, tan importante como Estados Unidos”.

Pero el vicepresidente Francisco Santos va más allá. Semanas atrás luego de una visita a ese país, afirmó que “con la India fácilmente en los próximos años los negocios podrían superar los US$4.000 millones, incluyendo inversiones e intercambios comerciales”.

De hecho, en la actualidad unas 20 compañías indias tienen presencia en territorio colombiano en los sectores petroquímico, minero, farmacéutico, tecnologías de información y químico.
Entre ellas figuran las firmas OVL, Tata Internacional), motocicletas (Bajaj y Hero Honda), capacitación en tecnología de la información (Aptech, Niit y Tata Infotech) y farmacéutico (Claris Lifesciences en sociedad con Biotoscana Pharma).

Cabe recordar que la India tuvo un rol importante en el montaje de las primeras destilerías de etanol en el Valle del Cauca. Su construcción se hizo con tecnología de ese país con inversiones que oscilaron entre US$20 millones y US$30 millones por cada complejo.

A equilibrar negocios

Pese a los avances con la India, la balanza comercial está a favor de ese país. Es decir, que Colombia importa más bienes, de los que exporta a ese mercado.

En el 2009, las importaciones nacionales desde la cuna de Ghandi, sumaron algo más de US$600 millones, representadas especialmente en motocicletas, vehículos, autopartes, accesorios, algodón, calderas, artículos eléctricos y farmacéuticos, entre otros. El déficit comercial superó entonces los US$200 millones.
Una muestra de ello es que se ha vuelto usual observar motocicletas de varias marcas indias circulando por las calles de Cali y las principales capitales del país. Lo mismo que pequeños vehículos de carga.

Ante ese comportamiento, Julio Escobar, jefe de estudios económicos del Banco de la República en Cali, señala que “es importante buscar pronto un equilibrio de esa balanza con la India, pues tenemos mucho potencial para vender en ese mercado, no sólo materias primas, ni productos básicos”.
De hecho, Proexport ha considerado un mayor crecimiento en el mercado indio dado el fuerte incremento de la demanda y su nivel de ingresos. El gasto de los hogares indios creció 73,9% en el período 1995-2007, y se espera que supere esa cifra entre el 2007 y el 2015, dice un análisis de esa entidad.

Proexport identificó que las futuras oportunidades están en productos como la madera teca, utilizada para exteriores, confitería, baterías sanitarias, y obviamente más azúcar, por ahora.

El presidente de Analdex, Javier Díaz, admite que aún es prematuro competir allá con productos de la industria manufacturera como los textiles y las confecciones, ya que la India es muy fuerte en ese segmento.
Por su parte, María Teresa Peñaranda, presidenta de la Asociación seccional de Directores de Comercio Exterior, Adicomex, recalca, sin embargo, que “ferias como Exposhanghai deben ser aprovechadas para buscar una mayor penetración de nuestros productos en la India, tal como se está buscando con China. Hay que perderle el miedo a eso”.

Precisamente una misión de pequeños y medianos empresarios vallecaucanos emprenderá dentro de algunos días un viaje a varias ciudades de la India para realizar contactos de negocios y mostrar su oferta exportadora.

“Llegó la hora de sustituir mercados de los cuales dependíamos mucho como Venezuela, aunque ello no será de la noche a la mañana”, recalca Rodrigo Salazar, director de Acopi.

Por eso se dice que la India es el mercado más promisorio, ya que está en plena transformación. Tanto que sus avances ya compiten con China, el gigante asiático.

Lo que vende el Valle
  • De los US$2.072 millones que sumaron las exportaciones del Valle del Cauca en el 2009, US$45 millones correspondieron a la India.
  • La región vendió en ese mercado, US$44 millones representados en 248.000 toneladas de carbón coke, de uso siderúrgico y térmico. Le siguieron azúcar por US$450.000, mientras las ventas de confitería alcanzaron los US$80.000.
  • Desperdicios de aluminio y antimonio por US$60.000 millones, fue otro renglón de ventas a la India.
  • Es una oferta modesta, pero que viene creciendo, ya que otros productos como papel, cartón, frutas y metales podrían tener espacio en ese mercado.
Fuente: El País – Cali Colombia 10-05-2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COCEX INDIA NEWS