- LA INDIA, EL PASTEL QUE A TODOS APETECE



El presidente ruso Dmitri Medvedev es el último líder extranjero que desfila por esta capital en 2010, detrás del pastel que representa la bullente economía de la India, cuyo gobierno gasta a manos llenas en armamentos y energía nuclear.

Durante el año a punto de concluir llegaron a Nueva Delhi decenas de dignatarios, pero sin dudas, las visitas cobraron notoriedad a partir de julio, con el aterrizaje escalonado de los representantes de los cinco países que ocupan asientos permanentes en el Consejo de Seguridad de la ONU.

El primer ministro británico, David Cameron, fue el primero en llegar, y lo hizo acompañado de una amplia comitiva de hombres de negocios interesados en firmar acuerdos de cooperación económica en diferentes sectores.

La joya de la corona de esos convenios fue si dudas el contrato por más de mil millones de dólares logrado por el consorcio aeroespacial británico BAE Systems para vender a la India 57 cazas de entrenamiento del tipo Hawk.

Cuatro meses después tocó el turno al presidente Barack Obama, quien firmó acuerdos valorados en 10 mil millones de dólares, algunos de los cuales redundarán, a su vez, en la creación de 50 mil empleos en Estados Unidos.

Entre las compañías estadounidenses beneficiadas está la Boeing, que venderá 10 aviones de transporte militar a la India.

Detrás de Obama llegó el presidente francés Nicolás Sarkozy, para sellar un contrato que abre las puertas a la compañía gala Areva para construir dos plantas atómicas en el sureño estado indio de Maharasthra.

En materia de defensa, Sarkozy confirmó además que Francia modernizará la flota de 51 aviones Mirage 2000 en poder de la Fuerza Aérea india.

Sólo en el caso de China, cuyo primer ministro Wen Jiabao, antecedió a Medvedev en el periplo indio, no firmó acuerdos militares ni nucleares con Nueva Delhi.

Las dos potencias emergentes más pobladas del mundo concentraron sus esfuerzos en elevar a 100 mil millones de dólares para 2015 unos intercambios económicos que llegaron a 60 mil millones este año.

Medveded, por su parte, logró jugosos contratos para el complejo militar ruso, el cual desarrollará un proyecto conjunto con la industria de aviación india para fabricar cazas de quinta generación, una buena parte de los cuales serán adquiridos luego por el país surasiático.

Una empresa rusa también añadirá otros dos reactores nucleares en la planta que actualmente construye en el sur de la India.

A cambio, los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad expresaron, en mayor o menor grado, su apoyo a una eventual entrada de la India a esa poderosa instancia de Naciones Unidas, un sueño largamente acariciado por Nueva Delhi.

En el plano domestico, queda aún por ver los beneficios que esos acuerdos multimillonarios traerán a los más de 600 millones de personas que viven por debajo del umbral de pobreza en el país surasiático, cuyo crecimiento económico sostenido de los últimos años ha tenido hasta ahora muy poca repercusión en ese sector mayoritario de la población. asg/nm
Fuente: Prensa Latina

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COCEX INDIA NEWS