- UN ¨PAÍS SIN CHABOLAS¨ INDIA

Guiado por el ansia de tener "una India sin chabolas", el Gobierno indio está dando los últimos retoques a un ambicioso plan para dar casa a los 93 millones de chabolistas que, se calcula, habrá en 2012 en las urbes del país.

Según un informe del Ministerio de Vivienda, en las ciudades indias hay actualmente un déficit de 24,7 millones de viviendas, un problema que afecta casi en exclusiva a los grupos de población con ingresos por debajo de los 160 dólares mensuales.

  • El Gobierno indio prepara un programa para eliminar 93 millones de infraviviendas.
  • Financiará la mitad del coste de cada, estimado en entre 8.800 y 11.000 dólares.

Las grandes urbes indias son depositarias de millones de inmigrantes procedentes del campo, que a menudo se limitan a vagabundear y dormir en calles o chabolas a la espera de lograr un medio de vida más productivo que la agricultura, en crisis perenne.

Ante la situación, el Gobierno indio busca dar luz verde en las próximas semanas al programa "Rajiv Awas Yojana", que tiene como pauta el proporcionar, mediante los gobiernos regionales, un derecho de propiedad a los chabolistas que se acojan al plan.

"El plan es liberar a la India de chabolas en un período de tiempo determinado", dijo a Efe un alto cargo ministerial, renuente a cuantificar sin embargo ese plazo.

La presidenta india, Pratibha Patil, anunció en 2009 que el objetivo oficial era preparar una India sin chabolas para el año 2015, pero esa referencia desapareció luego de sus discursos y los propios funcionarios reconocen que se trató de un error.

"Es imposible liberar la India de chabolas en tan poco tiempo", reconoció el cargo ministerial.

Las autoridades se proponen realizar un censo de chabolas, con el fin de realojar luego a los chabolistas en casas dignas, con servicios básicos, y con una planificación urbana de la que ahora carecen sus arrabales, en ocasiones gigantescos.

Se trata, según un comunicado del Ministerio, de eliminar las chabolas existentes y evitar que surjan otras nuevas, construyendo barrios cerca de los asentamientos actuales y dotaciones sanitarias y educativas.

Cada casa costará entre 400.000 y 500.000 rupias (8.800-11.000 dólares), pero el Gobierno central subvencionará la mitad de ese coste, mientras que los gobiernos regionales decidirán si subvencionar o someter a préstamo los pagos de la otra mitad.

La reacción de los chabolistas a la promesa de obtener una casa en propiedad no ha sido sin embargo tan optimista como cabría pensar.
"Nos están echando la soga al cuello... Ya sean 60.000 o 600.000 rupias, ¿cómo vamos los pobres a pagar un préstamo?", protestó en declaraciones a Efe un anciano chabolista, Vijender Valmiki, en un precario asentamiento del sur de la capital india.

"Después de un mes, nos atacarán los mosquitos, chuparán la sangre de los pobres. Los políticos tienen aire acondicionado en sus casas, en sus automóviles. Solo nosotros sabemos cómo estamos viviendo aquí", añadió el viejo Valmiki.

Liberar el país de chabolas costará al erario 200.000 millones de dólares, a falta de la aprobación definitiva del Gobierno, que además hará obligatorio realizar los registros de propiedad a nombre de la mujer de la familia, para proteger al colectivo femenino.

Pero entre los chabolistas existe la sensación de que cuando se trata de programas del Gobierno llueve sobre mojado, porque otros planes supusieron el traslado forzoso de residentes a zonas mucho más alejadas que igualmente carecían de dotaciones básicas.

Además, los chabolistas dicen que las autoridades les proporcionan viviendas de apenas 12 metros cuadrados (en la actualidad, según la Comisión india de Planificación, cada chabola tiene una extensión de 4,6 metros cuadrados por persona).

"Aceptaríamos incluso casas de 17 metros cuadrados, pero dentro de Delhi, donde podamos trabajar, criar a los niños, darles de comer y enviarlos a la escuela", declaró a Efe otra chabolista, Parvín, que trabaja como sirvienta y gana unos 65 dólares mensuales.

Parvín pide al Gobierno que no les engañe y que haga posible que sus niños "no acaben" como ella, pero otro chabolista zanja la cuestión: "El Gobierno -dice- está engañando a los pobres para conseguir votos. Los pobres más atrasados seguirán siéndolo".
Fuente: Shilpi Singh (Efe) | Nueva Delhi. El Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COCEX INDIA NEWS