- LO ANCETRAL Y LA MODERNIDAD DE INDIA

La India, cuna de religiones y filosofías vitales, es también ahora uno de los grandes centros tecnológicos del mundo. Esta síntesis entre desarrollo y cultura ancestral caracteriza su forma de hacer negocios.

La India no es solo un país, ni tan siquiera un subcontinente, es un mundo en sí misma: más de 1.100 millones de habitantes, una economía pujante, un rol creciente en el mundo y la mayor democracia del planeta, que utiliza avanzados pero sencillos sistemas de votación en sus elecciones.

Sí, en la India existe el voto electrónico: ¿cómo sería posible que puedan votar con garantías más de 700 millones de personas si no es con un procedimiento informatizado de votación y escrutinio? Que las aldeas indias no tienen electricidad, las neveras funcionan con baterías; que la población rural vive aislada y sin acceso a la información, la telefonía móvil más barata del mundo se está encargando de eliminar esas barreras.

Estos son solo algunos ejemplos de cómo el segundo país más poblado del mundo está afrontando un formidable proceso de desarrollo, y aunque persista una India de penuria y exclusión, es también verdad que existe una India próspera, cultivada y con excelentes centros educativos que hace negocios en inglés con el exterior.

Pragmatismo y simplicidad
Tal vez sea esta síntesis entre avance, sentido práctico y simplicidad lo que caracteriza, pese a las grandes desigualdades, la actual sociedad india y su forma de hacer negocios. Y teniendo en cuenta esta amalgama, tan común también en otros lugares de Asia, es como debe uno aproximarse a este país y hacer que estos factores jueguen a nuestro favor. Además, la predominancia de una serie de valores espirituales en la sociedad india crea, en principio, una atmósfera de ética y juego limpio en los negocios que favorece el acuerdo y la buena fe. A veces, demasiado.

En la India, por otro lado, lo importante no es el tiempo, sino las personas. Intente programar sus citas con antelación, e incluso reconfírmelas, pero no espere demasiada puntualidad por parte de su interlocutor que, en cualquier caso, valorará que usted lo sea. Una reunión a las dos de la tarde puede entenderse como que se celebrará en cualquier momento de esa tarde, pero no a las dos. No se altere.

Sí se espera del hombre de negocios extranjero que sea muy claro en sus peticiones, que se eviten los dobles sentidos y que los mensajes no se presten a interpretaciones. La contraparte hindú, mientras tenga clara la información que ha recibido, hará lo posible para cumplir con su parte del trato. Tampoco se inquiete si se tarda en tomar decisiones: en la India este proceso es lento y protocolario, y muchas veces la persona responsable de decidir no participa en las reuniones previas.

El respeto a la jerarquía es fundamental en el mundo empresarial y cualquier atisbo de impaciencia y de presión podría ser percibido como poco conveniente, si no contraproducente. Cultive, en cualquier caso, las relaciones sociales, tan importantes a la hora de hacer negocios como los aspectos comerciales y jurídicos.

Con calma
El tópico del fatalismo hindú, que no es otra cosa que comprender que hay factores en la vida que escapan a nuestro control, puede convertirse en un verdadero contratiempo cuando se trata de concretar reuniones, fechas de pedidos o plazos que cumplir. En estas situaciones, dado que los indios huyen de la confrontación, intente verbalizar su preocupación de una manera calmada. Siendo extranjero le saludarán con un apretón de manos, pero no está de más que lo combine con el tradicional saludo hindú: las dos palmas de las manos juntas y tocando la barbilla con la punta de los dedos mientras dice “namasté”. Si su interlocutor es uno de los casi 140 millones de musulmanes indios, notará que le saludará con un “salam”, como en otras sociedades y países musulmanes.

Si usted es mujer, tanto hindúes como musulmanes intentarán evitar el contacto físico en el saludo. Con mujeres de negocios indias, espere a que sean ellas las que inicien el saludo. En cualquier caso, la presencia femenina en los negocios y puestos de toma de decisiones es aún escasa en una sociedad como esta, tradicionalmente dominada por los hombres. Espere preguntas sobre su estado civil o hijos, normales incluso entre los propios indios.

En definitiva, una de las civilizaciones más antiguas de la Tierra y una de las economías más dinámicas y contradictorias; la alta tecnología de Bangalore y los slums de Calcuta; una potencia nuclear de primer orden y la pobreza más evidente. Todos los contrastes del mundo en un solo país.
Fuente: Manuel Sáchez de Nogués – El Exportador

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

COCEX INDIA NEWS